martes, 24 de junio de 2008

¿QUE HACES CUANDO NO SABES QUE HACER?


Tengo 47 años, unos padres mayores a los que cuidar, un marido en paro y un hijo de veinte años con una depre de caballo y que no encuentra su lugar en la vida. Algunas veces no se para donde voy a tirar, de verdad que no. Quiero ayudar a todos , sobre todo a mi hijo, pero no puedo, o no se hacerlo, o no estoy preparada para tanta cosa junta, yo que se.

El caso es que todo esto me sobrepasa teniendo en cuenta que yo todavía no he encontrado mi lugar, desde luego, el que tengo no me gusta, y trato de buscar el mío......... pero es que no tengo tiempo. Estoy demasiado atolondrada buscando solución para los problemas de la gente que me necesita y agobiada de ver que no puedo solucionar la vida de mi padre, que se me está escapando poco a poco de entre los dedos, que se ve imposibilitado en una silla, que cada día pasa más tiempo durmiendo, o con los ojos cerrados, simplemente no quiere ver.............

Ayudo en lo que puedo, pero el peso lo lleva mi madre que tiene 87 años y cada vez menos fuerzas y yo me siento impotente por no poder estar en todos los sitios a la vez, porque mi hijo también necesita mi apoyo, está pasando muy malos momentos y a mi que soy su madre me gustaría pasarlos por él, pero eso no es posible y tampoco sería bueno, lo que no te mata te hace más fuerte y él necesita fortaleza para llevar adelante su vida, pero a una madre no le gusta ver sufrir a su hijo, y conste que esta vez me estoy haciendo la fuerte, pero en realidad soy una blandengue.

Hace un rato estaba feliz describiendo una fiesta y ahora, dos o tres horas después, estoy hecha un churro, a ver con estos altibajos que estabilidad puedo aportar a la vida de nadie.

Hay fiesta en la calle, noche de san juan,ni siquiera me planteo si me hubiera gustado salir, ni con quien, es mejor no preguntar ciertas cosas, así te ahorras contestarlas y tal vez sentirte peor, por no poder dar a tu vida el giro que tú no sólo quieres sino que lo necesitas. Cierras los ojos y el entendimiento y sigues p´alante y afrontas los días, uno tras otro, sin plantearte si eso es lo que quieres o lo haces porque los demás lo necesitan. Tal vez, cuando abra los ojos y el entendimiento sea tarde, pero ahora mismo no puedo hacer otra cosa.

1 comentario:

Sabrina Isabel dijo...

Asi es la vida amiga!!!Una montaña rusa,con subidas y bajadas!!!Fuerza amiga,Fuerza!!!
Entre a tu bosque por consejo de mi amiga,creo tu tocaya,Josefina,y me rei mucho con tus primeros post!!!Pero veo que ya estas más canchera,bueno no se si conoces esa palabra no se si es español o Castellano Argentino!!en fin Te prometo volver!!!
Porque a mi tambien me parece aburrido cuando no te comentan el blog,asi que prometo volver!!!
Besos y fue un placer conocerte!!Si queres conocerme,vas a ver que tengo muchos blogs!Porque esto es asi adictivo,pasate por Mi Diario de una Mamá,alli posteo seguido y Nuestro Tesoro es mi rinocn familiar donde podes conocer,valga la redundancia Mi Tesoro!!Los demas blog los tengo un poco abandonados pero cada tanto posteo algo!
Besos Amiga